PARKER EL ESPIRITU

Cuando George Parker empezó a diseñar plumas tenía en mente una aspiración simple a la par que ambiciosa: fabricar plumas de mejor calidad. Y ese sencillo objetivo ha sido el motor de Parker desde entonces.
Desde el primer sistema patentado “Lucky Curve” –que reducía drásticamente las pérdidas de tinta que se producían en las primeras estilográficas– hasta la última colección Duofold Esparto, la filosofía de Parker se resume en “calidad por encima de todo”.
Hemos creado una marca apasionada por la perfección y guiada por el afán innovador. El cliente es nuestra prioridad y el buen hacer nuestra forma de trabajar: esto es lo que convierte a Parker en la marca de plumas de calidad más conocida del mundo entero.
Hoy en día, los productos Parker siguen siendo cuidadosamente inspeccionados en todas y cada una de las etapas de su fabricación. Es una prueba clara de nuestro compromiso con la calidad y con la idea que George Parker concibió hace ya tantos años.
l