El método BUJO sistema analógico de organización personal. En plena era digital este sistema fomenta la creatividad y te permite personalizar tu cuaderno de una forma original.

Dicen que saber planificar el bullet journal BUJO ‘nuestro tiempo’ nos hace más productivos y también más felices.A lo largo de toda la infancia y adolescencia escuchamos
a maestros y profesores inculcar hábitos y enseñar estratagemas organizativas
para cumplir los objetivos en las aulas.

Al llegar a la universidad o al ámbito laboral la mayoría hemos incorporado muchos de ellos o habremos encontrado otros, pero es innegable que quienes saben organizarse suelen obtener los
mejores resultados. Además, este aprendizaje no solo es útil para gestionar mejor el tiempo en el estudio o el trabajo, sino que quienes lo han adquirido también lo aplican para sacar el mayor provecho de su tiempo libre: vacaciones, fines de semana viajes y las horas de ocio.
¿Cuántas veces hemos sintetizado extensos capítulos de historia en un cuadro sinóptico que nos ayudará a recordar fechas y batallas? ¿Quién no ha escrito en un trozo de papel lo que necesita comprar en el supermercado para evitarse un paseo interminable entre las góndolas? ¿Cuándo hemos descubierto que las son la mejor manera.

El arte de hacer listas.

En esta ocasión presentamos una forma creativa y divertida de hacer listas que ya es tendencia en un publico amplio que abarca todas las edades.

Para quienes aun no han sucumbido al BUJO, como de conoce habitualmente, lo primero que debemos saber que no necesitamos dispositivos ni nuevas tecnologías, nos bastara un cuaderno y un bolígrafo para comenzar a dar los primeros pasos en este sistema de organización personal que no tiene otro limite que nuestra propia imaginación.

Primera regla: ¡Haz una lista ! Según los expertos, este sistema nos permite organizar los pensamientos de manera rápida mientras evitamos el tan temido “overbooking´´ que padece nuestro cerebro cuando miles de ideas, tareas, objetivos, etc… y etc se mantienen en activo rondando sin cesar ni dar descanso.

Segunda regla: ¡Usa la creatividad! hemos dicho que nos basta una libreta y un bolígrafo para empezar, pero una vez hayamos dado los primeros pasos y comencemos a crear las listas se nos ocurrirán un montón de maneras de resaltar, destacar, remarcar y para ello podremos utilizar gran cantidad de materiales: rotuladores, lapices, colores, pegatinas, stickers y todo lo que la imaginación nos diga…

Tercera regla: ¡Inventa tu propio código! es decir, no existe una única manera de crear un BUJO. La manera ideal es aquella que permita a quien la crea organizarse utilizando sus propios recursos. Podemos usar un guion delante de cada elemento de una lista si se trata de objetivos a cumplir durante el mes o podemos utilizar un símbolo distinto si hacemos una lista distinta.

El cometido principal de un BUJO¡organizarnos de una forma más divertida y simpática!

Texto www.lapapeleria.es 

 

 

l